Skip to Content

opinión

La precariedad alcanza la Enseñanza

Tengo que aclarar que, dados mis múltiples compromisos y obligaciones de los últimos tiempos, me había jurado y perjurado no realizar ningún nuevo comentario en la web hasta encontrarme en disposición de dedicarle el tiempo que, estimo, se merecen, pero las circunstancias me han podido.
 

Oportunidades perdidas

Probabilidades, elecciones, caminos que aún no han llegado, otros muchos que están por llegar y algunos que, con toda probabilidad, jamás lo harán.

Que la vida supone una elección constante, ya lo sabemos. Pero, ¿impide eso que nos preguntemos con más o menos asiduidad qué habría sucedido de tomar una decisión diferente en uno de esos célebres puntos de inflexión que encontramos por casualidad a nuestro paso? No, claro que no.

Somos lo que somos

La vida nos brinda la oportunidad de ser lo que somos, aunque siempre condicionados por nuestro entorno, el lugar en el que nacemos y, como no, la siempre ansiada y poco reconocida (especialmente por aquellos que la poseen) suerte, pero, ¿qué somos en realidad?

Una lección de compasión

Una amiga me ha enviado este vídeo que os enlazo aquí. Sobran las palabras, pero es obvio que los animales salvajes son capaces de sentir compasión y también nos queda la moraleja de lo mucho que tenemos que aprender de ellos.

Un saludo.

 

La luz de una vela

Primera salida al mundo tras una noche larga que ha durado demasiado. El corazón henchido de felicidad y los ojos repletos de ilusión. Todo seguía maravillosamente igual y al mismo tiempo radicalmente diferente, como siempre, y es que, le pese a quien le pese, el mundo continúa (y continuará girando) con o sin nuestra intervención en esta tremenda partida de cartas que es la vida. Repartas, barajes, juegues o pases, la partida nunca termina.

Distribuir contenido