Skip to Content

opinión

Noticia noticiables o algo así

Dice alguna que otra vez el maestro Pérez Reverte que España es un país en el que “tenemos tontos y tontas para rato”, entre otras lindezas y verdades incómodas que pocos quieren leer o escuchar. Uno, que admira a Reverte por su agudeza y sobre todo por no tener pelos en la lengua, sabe interpretar sus palabras y juzga que don Arturo no está insultando a todos lo españoles, en absoluto. Insulta a quienes merecen ser insultados y sólo aquellos que se duelen ante estas arengas deberían temer sus afiladas palabras –que ríase usted de la espada de Alatriste.

¡Habemus primicia: Aladena contará con distribución nacional!

Señoras y señores, les traigo noticias frescas –y no se hacen una idea del grado de frescura–.

Ya es oficial y, por ello, creo oportuno compartirlo con todos vosotros.

¡¡¡ALADENA contará a partir de OCTUBRE con DISTRIBUCIÓN A NIVEL NACIONAL!!!

Entre las personas que estrenarán tan magno evento, se cuenta un servidor, cuya segunda novela será presentada, si todo va bien, a finales de ese mismo mes.

Las opiniones y el modo en que nos afectan

Estaba a punto de comenzar a escribir un artículo para la web de cómics –otra de mis pasiones– donde colaboro, Zona Negativa, cuando me detuvo un pensamiento. Tenía que reseñar un tomo –que suele incluir una recopilación de varios cómics– que me había tocado en suerte leer y, de repente, me percaté de algo. Lo cierto es que el tomo en cuestión me ha decepcionado bastante, tanto a nivel de guión como en lo tocante al dibujo y claro, eso será complicado disimularlo. Pero, la experiencia ayuda a ser un buen profesional y no mezclar las churras y las merinas, por lo que no se notará en la reseña, que intentaré hacer lo más neutra posible para que no afecte la opinión del lector.

Impaciencia

Tengo un sobrino putativo al que le gusta conversar conmigo de cuando en cuando. Creo que disfruta bastante con las frases que le suelto de improviso –y es que, es lo que tiene la edad, que nos va haciendo algo más sabios o, en su defecto, al menos más agudos–. De esta guisa estaba yo cuando le espeté una de las mías: "cada persona entiende la felicidad de una manera, pero si hay algo que todos tenemos en común, es el sufrimiento". Un tanto deprimente, lo sé, pero a él le dio igual. Lo absorbe todo como una esponja. Y esto me llevó a reflexionar sobre las cosas que tenemos en común los seres humanos. Esas por las que podríamos considerarnos similares.

Estamos en modo protesta… advertidos quedáis

Meterse en temas que tocan la política es poco aconsejable y bastante farragoso como para no desear hacerlo jamás, pero como me toca de cerca, aquí va mi particular manera de protestar.

Distribuir contenido