Skip to Content

diario de un cazador

La insoportable inmortalidad del ser

Si hay algo que ha conmovido y preocupado al ser humano desde que cobró razón suficiente como para entender el concepto mismo esa es, sin lugar a dudas, la inmortalidad o lo que es lo mismo, su propia mortalidad.

Hemos desarrollado millares de obras tratando la materia. Podríamos llenar más de una Biblioteca Nacional con todos los códices, poemas y literatura en general que ha versado sobre el hecho. La pintura también ha dado sus frutos, sin mencionar la escultura o la música y, ni que decir tiene, el cine.

Entrevista en el “Cantamañanas”

Hola a todos:

Tenía previsto un artículo para esta semana, pero al final he decidido reservarlo para la que viene y aprovechar el espacio para realizar una breve reseña sobre la cita que tuve el viernes (día trece, la cosa tiene su aquél) en la emisora de radio Studio21. Allí, los chicos del programa El Cantamañanas , con Pedro a la cabeza, tuvieron a bien entrevistar a éste que os escribe. Lo cierto es que resultó una grata experiencia. Agradezco el ambiente distendido y la simpatía de todo el equipo, así como la oportunidad de volver a ponerme frente a un micro de radio. Hacía mucho, mucho tiempo y lo añoraba, la verdad.

Cazadores y cazados

Y es que no podemos saber exactamente quién cumple qué papel.

Cuando cazas criaturas que están tan lejos de la Humanidad como lo está la propia Humanidad de las cucarachas (aunque recientes descubrimientos nos advierten que estamos considerablemente más cerca a nivel genético de estos insectos de lo que pensábamos) puedes correr el riesgo de que algo de ti se disipe en el proceso.

Llega un punto en que perdemos la perspectiva, un momento crucial en que el cazador puede convertirse en algo aún más inhumano que su presa.

Distribuir contenido